arrow arrow_up breadcrumb-chevron-right breadcrumb-home dropdown-arrow-down loader GALogoWUNEP GALogo2018 GALogo2019 menu read-more-plus rrss-email rrss-facebook rrss-flickr rrss-instagram rrss-linkedin rrss-twitter rrss-vimeo rrss-youtube rrss_google_plus rrss_skype rrss_web pdf search share Completed In Process Ideas In Develpment Toogle Toogle Thumbnail View List View play close filter-collapse filter edit media_photo_library media_video_library graphics pictures videos collections next

Impacto del clima y los desastres hidrológicos en los países andinos

Tal como ponen de relieve las previsiones de cambio climático, los glaciares andinos seguirán retrocediendo, y se prevé que aquellos de menor tamaño situados a menor altitud desaparecerán en un futuro próximo. Es posible que el impacto general sobre los recursos hídricos se limite a las zonas más próximas a los glaciares. Sin embargo, la repercusión de los glaciares sobre la estacionalidad del curso de agua de los ríos será significativa, y reducirá su efecto amortiguador durante los períodos más secos, incluso en zonas a mucha distancia de ellos. Puede que estos cambios se vean intensificados por las consecuencias directas del cambio climático sobre la magnitud y la variabilidad de los cursos de agua. Por ejemplo, según un estudio de modelado realizado en la ciudad de La Paz (Bolivia), en caso de que los glaciares desaparecieran por completo y las precipitaciones no experimentasen cambios, la producción total de agua para abastecer a esta ciudad se reduciría un 12% en un año y un 24% durante la estación seca (Soruco et al., 2015). Además del impacto que supone el retroceso de los glaciares en los recursos hídricos y el riesgo de desbordamiento repentino de lagos glaciares, existen otros peligros relacionados con el cambio climático que plantean riesgos tanto para las sociedades de montaña como de cuencas inferiores. En caso de que se mantengan los elevados niveles de emisiones, se prevé que los Andes experimentarán un notable calentamiento calculado entre 2 y 5° centígrados antes de fin de siglo. Pese a que es difícil predecir la distribución de la precipitación, es probable que esta se vea modificada en el futuro, ya que para 2100 se prevé un aumento de las precipitaciones en las regiones costeras de Colombia y Ecuador y en algunos lugares de los Andes orientales, al sur del ecuador, y un descenso en los Andes meridionales (tropicales), incluidas las regiones del Altiplano, lo que conlleva un aumento de la sequía. Asimismo, se prevé un incremento de los fenómenos meteorológicos extremos, como las precipitaciones fuertes, además de un aumento de los años extremadamente cálidos, lo que a su vez puede contribuir a crecidas, inundaciones, desprendimientos de tierras e incendios naturales de bosques e incidir directamente en los sistemas alimentarios y en la salud humana. Todos esto incrementará la vulnerabilidad de las comunidades que viven o dependen de las zonas afectadas. Las medidas de adaptación y reducción del riesgo también deben abordar estos peligros.

Year: 2019

From collection: Atlas de Glaciares y Aguas Andinos

Cartographer: Riccardo Pravettoni

Tags: Andes Atlas

Graphics included in same album

View all media

Publications it appears in

View all publications

Related activities

View all activities