17. Deforestación anual en el Amazonas y las emisiones de CO2 resultantes

Según el Instituto de Recursos Mundiales de Brasil, las mayores emisiones de carbono equivalentes  de la región se produjeron en 2001, básicamente debidas a los cambios en el uso de los suelos.
(WRI: Herramienta de Indicadores del Análisis Climático).

La mayoría de los bosques de la región  están en Sudamérica, sobre todo en Brasil y en Perú, cubriendo el 92% de la cubierta boscosa. Estos países se encuentran entre los diez que cubren las dos terceras partes de los bosques y las junglas del mundo. Debido a su tamaño, Brasil sufre la mayor deforestación en cuanto a extensión, pero las tasas de deforestación son superiores en Brasil y Argentina. Mientras que la tasa de deforestación en Brasil era de 0,4% en 1990, la tasa de México y Argentina fue de 1.1% y 0,8% respectivamente (FAO 2001a).

La tala de los bosques en la cuenca del Amazonas brasilero incrementó, durante el último decenio, de 14 000 a 18 000km2 por año. Las mayores fuentes de presión en los bosques incluyen la ampliación de las actividades de agricultura y ganadería, y la ampliación de las zonas urbanísticas, que obligan a una reconversión de los suelos. La extracción de madera, los fuegos y los cambios climáticos afectan a los bosques también., al igual que la proliferación de plagas. En América Latina y el Caribe, la pérdida de cubierta boscosa  se debe más a la ampliación de las redes viales, de la ganadería y de la agricultura mecanizada que a la extracción maderera, que se concentra en unos pocos países (GEO LAC 2003). Recientemente, también está la repercusión negativa en los bosques de las plantas procesadoras de carne y sustituitos de soya en las regiones del Amazonas y Cerrado.

(UNEP/ROLAC  y  el Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales  de México; Cambios Climáticos en América Latina y el Caribe)

< Previous  |   Next >