Capítulo 3: La vulnerabilidad humana frente al cambio ambiental

El concepto de vulnerabilidad
Efectos en la población
Respuestas a la vulnerabilidad humana
Conclusiones

Rosita Pedro nació en lo alto de un árbol, sobre las tempestuosas y fangosas aguas del Río Limpopo en plena crecida. Rosita nació vulnerable, ¿podría alguien nacer en condiciones aún más precarias? La razón de las penurias de Rosita y de Sofía, su madre, fue una mezcla de fenómenos naturales e impactos humanos. Las inundaciones que devastaron Mozambique en marzo de 2000 fueron un fenómeno natural, pero su gravedad se vio exacerbada por la gestión deficiente de las tierras, la severa erosión de los humedales y el pastoreo excesivo en las praderas de las cuencas altas del río Limpopo en Botswana, Sudáfrica y Zimbabwe. Los humedales absorben el excedente de agua como una esponja y lo liberan lentamente en un sistema de cuencas o ríos, de modo que al reducirse éstos se elimina esa válvula de seguridad. Los pastizales dañados por el pastoreo excesivo y la quema se han contraído y endurecido, ocasionando que el agua fluya hacia los ríos en lugar de filtrarse en el suelo. Asimismo, los meteorólogos atribuyen las lluvias torrenciales a las temperaturas de la superficie excepcionalmente elevadas en el Océano Indico y en el Canal de Mozambique, posiblemente debido al calentamiento del planeta. En el desastre desencadenado por esta situación murieron varios centenares de personas, miles fueron desplazadas y quedaron en la pobreza (Guardian 2000, Stoddard 2000).