Capítulo 2: Estado del medio ambiente y medidas normativas: 1972-2002

Aspectos socioeconómicos
Tierras
Bosques
Diversidad biológica
Agua dulce
Zonas marinas y costeras
Atmósfera
Zonas urbanas
Desastres
Conclusiones

Introducción

Los informes sobre el estado del medio ambiente (EMA) fueron introducidos en Estados Unidos con la promulgación de la Ley Nacional de Política Ambiental (NEPA) en 1969, y pasaron a constituir una actividad de carácter mundial a partir de la declaración adoptada por la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Humano en 1972. En años anteriores, el foco de atención se centraba en el estado del ambiente biofísico, por ejemplo, tierras, agua dulce, bosques y vida silvestre. Las personas eran consideradas, por lo general, como una amenaza para el medio ambiente. Pero, con los años, los informes EMA han logrado ser más integrales y en la actualidad las evaluaciones e informes sobre el cambiante estado del medio ambiente toman en cuenta las complejas interacciones entre éste y los seres humanos.

En forma subsiguiente se establecieron informes EMA en prácticamente todos los niveles: local, nacional, subregional, regional y mundial. Se han utilizado diversos enfoques: en algunos predominaron los medios como las tierras y las aguas, en otros los temas sectoriales como la agricultura y la silvicultura, y en otros cuestiones tales como la degradación de las tierras y la contaminación, además de aquellos que combinaron los enfoques anteriores. Otros modelos utilizados han sido el de presión-estado-respuesta (PSR por sus siglas en inglés) y con posterioridad el fuerza motriz-presión-estado-impacto-respuesta (DPSIR por sus siglas en inglés). Estos enfoques diferentes han servido a su propósito pero adolecen de la debilidad inherente de constituir enfoques lineales ante complejos procesos ecológicos e interacciones entre los humanos y el medio ambiente. Los informes a menudo subestimaron el hecho de que las personas no sólo producen efectos en el medio ambiente sino que éste a su vez tiene también un efecto sobre las personas.

Sin embargo, con el tiempo surgió un modelo de evaluación e información sobre el medio ambiente más integral, que busca mostrar las relaciones de causa y efecto entre los humanos y la naturaleza. Así, se pretende conectar las causas (fuerzas motrices y presiones) con los resultados ambientales (estado), las actividades (políticas y decisiones) que han dado forma al medio ambiente durante las últimas tres décadas, y los impactos que tales cambios tienen actualmente sobre las personas.

En primer lugar se efectúa un análisis por tema (aspectos socioeconómicos, tierras, bosques, diversidad biológica, agua dulce, zonas marinas y costeras, atmósfera, zonas urbanas y desastres) pero se enfatiza, donde sea necesario, el carácter holístico del medio ambiente. Estas cuestiones temáticas se analizan inicialmente en el nivel mundial y luego en el de las regiones GEO: África, Asia y el Pacífico, Europa, América Latina y el Caribe, América del Norte, Asia Occidental y las regiones polares. En las secciones dedicadas al nivel mundial se destacan numerosas cuestiones principales de cada sector, mostrándose las tendencias durante los tres últimos decenios. El análisis toma como base la Conferencia de Estocolmo de 1972, trata de la evolución de la cuestión y la manera en que la comunidad internacional ha tratado de encarar los problemas.

En el nivel regional, en cada región se identificaron para su análisis (mediante varios procesos de consulta) dos o tres cuestiones regionales clave relativas a cada sector o tema. Estas cuestiones se abordan en las páginas siguientes y están enumeradas en el cuadro contiguo. Dicho cuadro destaca las cuestiones comunes para la totalidad de las distintas regiones, demostrando el carácter mundial de las cuestiones ambientales enfrentadas por el mundo actual. Además, el cuadro identifica algunas diferencias regionales singulares, que han demandado respuestas regionales igualmente singulares. A lo largo del informe, las secciones específicas de cada región, así como los gráficos, poseen códigos de color para su fácil identificación (ver el cuadro con los colores regionales).

Nota: Este cuadro representa las dos o tres cuestiones temáticas por región abordadas en el presente capítulo. Debido al modelo DPSIR utilizado para el análisis, una cuestión puede estar cubierta por dos o más temas. Por ejemplo, la degradación de los bosques puede ser fuerza motriz principal de la pérdida de diversidad biológica en una región, mientras que en otra puede constituir la cuestión clave de preocupación

También se suministran, cuando se considera oportuno, análisis subregionales y se presentan ejemplos nacionales a fin de destacar determinados avances. El propósito fundamental de la evaluación de las políticas en un marco de evaluación integral es identificar los éxitos y fracasos en el desarrollo e implementación de las medidas normativas ambientales para servir de orientación a futuras iniciativas de políticas.

Los análisis se apoyan en gráficos y otras ilustraciones elaborados a partir de datos recopilados para el GEO-3 en un periodo de evaluación de 30 años. Dichos datos provienen de diferentes fuentes y, cuando fue posible, se agregaron datos de niveles nacionales a niveles subregionales, regionales o mundiales, posibilitando las comparaciones en todos esos niveles. El Portal de Datos GEO-3, cuyo contenido se encuentra en parte incorporado en el CD-ROM disponible junto con este informe, aborda algunas cuestiones de datos identificadas inicialmente en el GEO-1 de 1997: la armonización de los conjuntos de datos nacionales y la adquisición de conjuntos de datos mundiales.

En el presente capítulo se enfatiza la integración entre las regiones, entre el estado del medio ambiente y las políticas, entre el pasado y el futuro, entre las áreas temáticas y entre los distintos sectores, a saber ambiental, económico, social y cultural. Asimismo, intenta analizar las políticas (respuestas sociales) relativas a cuestiones ambientales específicas, tanto de manera retrospectiva como anticipatoria, mostrando los efectos positivos y negativos de tales políticas para el medio ambiente y la manera por la que este último puede guiar a las políticas. Además, este capítulo abarca las repercusiones de las políticas sectoriales públicas y privadas, así como de las políticas regionales y mundiales, con inclusión de los acuerdos multilaterales sobre el medio ambiente. El análisis toma en consideración no sólo la política ambiental sino también los efectos de las políticas generales sobre las cuestiones del medio ambiente, tales como las tendencias de políticas sociales y económicas más amplias que tienen repercusiones en materia ambiental.

Otro importante componente de este capítulo es el uso de imágenes satelitales que ilustran los cambios ambientales durante los últimos 30 años. Dichas imágenes provienen de Landsat, que coincidentemente fue lanzado en 1972, año en que se llevó a cabo la Conferencia de Estocolmo. Las imágenes Landsat, que se encuentran incluidas en una o dos páginas al final de cada sección bajo el título «Nuestro cambiante medio ambiente», destacan los cambios ambientales en distintos sitios correspondientes a diferentes regiones.