Climate Change 2001:
Synthesis Report
Other reports in this collection
 
4.1

Esta respuesta se centra en los cambios proyectados en la frecuencia y magnitud de las fluctuaciones climáticas como resultado de unas crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero y de aerosoles. Se pone un énfasis particular en los cambios en la frecuencia, magnitud y duración de los fenómenos climáticos extremos, que conllevan riesgos importantes derivados del cambio climático para los sistemas ecológicos y los sectores socioeconómicos. Aquí nos ocupamos de los cambios repentinos u otros cambios no lineales proyectados en el sistema biofísico; los cambios graduales en los sistemas físicos, biológicos y sociales se tratan en la Pregunta 3.

 
4.2 Las simulaciones proyectan que un aumento en la concentración de gases de efecto invernadero ha de traer como resultado unas variabilidades diaria, estacional, interanual y a lo largo de los decenios. Se espera que en muchas regiones disminuyan las temperaturas diurnas, y las temperaturas mínimas nocturnas aumenten más que las temperaturas máximas diurnas. De las simulaciones se desprende una reducción de la variabilidad diaria de la temperatura del aire en invierno, y un aumento de dicha variabilidad en verano en las zonas terrestres del Hemisferio Norte. Las proyecciones actuales muestran pocos cambios o un pequeño aumento en la amplitud de los fenómenos asociados con El Niño durante los próximos 100 años. Muchas simulaciones muestran una respuesta media muy parecida a la de El Niño en el Pacífico tropical, y se proyecta que las temperaturas de la superficie del mar en las zonas central y oriental del Pacífico ecuatorial sean más cálidas que las de la zona occidental del Pacífico ecuatorial, lo que se traducirá en un desplazamiento hacia el este de las precipitaciones. Es probable que, incluso con un cambio nulo o muy débil en la fuerza de El Niño, el calentamiento mundial lleve a mayores episodios extremos de sequías y fuertes precipitaciones, y que aumente el riesgo de sequías e inundaciones que acompañan los fenómenos asociados con El Niño en muchas partes del mundo. No se está claramente de acuerdo sobre los cambios en la frecuencia o estructura de pautas oceánicos-atmosféricas que tienen lugar de manera natural, como la Oscilación Atlántica Norte (NAO).

GTI TIE Secciones 9.3.5- 6, & GTII TIE Sección 14.1.3

4.3 Es probable o muy probable que cambie la duración, localización, frecuencia e intensidad de los fenómenos extremos meteorológicos y climáticos, lo que podría traducirse en unos impactos, en su mayoría adversos, en los sistemas biofísicos.

 
4.4

Las pautas naturales de circulación, como ENOM y NAO, tienen un papel fundamental en el clima mundial y en la variabilidad a corto plazo (diaria, dentro del año y entre los años) y a más largo plazo (de un decenio a varios decenios). El cambio climático puede manifestarse tanto en el desplazamiento de los valores medios como en un cambio en la preferencia de pautas climáticas específicas de circulación que podrían producir unos cambios en la varianza y frecuencia de los extremos de las variables climáticas (véase la Figura 4-1).

GTI TIE Secciones 1.2 & 2.7

4.5

Es muy probable que tengamos más días calurosos y olas de calor y menos días fríos y días con heladas en casi todas las zonas terrestres. Los aumentos de la temperatura media van a traer un aumento de días cálidos y de temperaturas máximas, con menos heladas y olas de frío (véase la Figura 4-1a,b). Una serie de simulaciones muestran un descenso generalizado en la variabilidad diaria de la temperatura media del aire en la superficie durante el invierno en las zonas terrestres del Hemisferio Norte, y un aumento de esa variabilidad en verano. Es probable que los cambios en las temperaturas extremas tengan como resultado mayores pérdidas en las cosechas y la ganadería, un mayor consumo de energía para refrigeración y un menor consumo para calefacción, y un aumento de la morbilidad y la mortalidad humana debido al estrés asociado con el calor (véase el Cuadro 4-1). El descenso de las heladas producirá una disminución de la morbilidad y mortalidad humanas asociadas con el frío y una disminución del riesgo de daños para algunos cultivos, aunque con un posible aumento del riesgo para otros. Las ventajas de un ligero incremento de las temperaturas para la agricultura podrían reflejarse en un pequeño incremento del PIB en los países situados en zonas templadas.

GTI TIE Secciones 9.3.6 & 10.3.2, & GTII TIE Secciones 5.3, 9.4.2, & 19.5

4.6

Es muy probable que la amplitud y la frecuencia de las precipitaciones extremas aumente en muchas regiones y que disminuyan los intervalos entre los episodios de precipitaciones extremas. Esto podría originar inundaciones y deslizamientos de tierras más frecuentes, con las consiguientes pérdidas de vidas humanas, impactos sobre la salud (por ejemplo, epidemias, enfermedades infecciosas, intoxicaciones por alimentos), daños a los bienes, pérdida de infraestructuras y viviendas, erosión del suelo, mayores cargas de contaminación, y pérdidas en seguros y rendimiento agrícola. Es posible que un clima más seco en verano produzca un aumento de las sequías veraniegas y un incremento del riesgo de incendios en muchas zonas continentales. Esta sequía generalizada se debe a un aumento de las temperaturas y la evaporación potencial, no compensado por un aumento de las precipitaciones. Es probable que en el verano asiático, el calentamiento mundial produzca una mayor variabilidad de las precipitaciones durante la época monzónica.

GTI TIE Sección 9.3.6 & GTII TIE Secciones 4.3.8, 9.5.3, 9.7.10, & 9.8

 
Figura 4-1: Diagramas esquemáticos que muestran los efectos sobre temperaturas extremas cuando a) aumenta la media, produciendo un clima extraordinariamente caluroso, b) aumenta la varianza, y c) aumentan tanto la media como la varianza, produciendo un aumento mucho más marcado en las temperaturas.

GTI TIE Figura 2-32



Other reports in this collection